Ir directamente al contenido

28 de julio de 2020

Ganadores de Generación 2021

María Alcaide (Huelva, 1992); Javier Bravo de Rueda (Perú, 1989); Claudia Claremi (España/Cuba, 1986); Isabel Marcos (Madrid, 1986); Nucbeade (Quiela Nuc, Madrid, 1990 y Andrea Beade, A Coruña, 1988); Simón Sepúlveda (Chile, 1989); Lucía Bayón Mendoza (Madrid, 1994); y Helena Vinent (Barcelona, 1988)

Fundación Montemadrid presenta a los artistas y proyectos ganadores de la XXI edición del Certamen de Apoyo al Arte Joven Generaciones, una convocatoria cuyo principal objetivo es ofrecer una plataforma dedicada al arte actual para mostrar el trabajo de creadores emergentes y difundir estas propuestas artísticas entre la crítica especializada y el público general.

De entre los casi 600 proyectos presentados, el jurado de Generación 2021, compuesto por Ana Botella, Jefa de Programas Públicos en la Wellcome Collection (Londres); Soledad Gutiérrez, comisaria en Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21), e Ivan L. Munuera, PhD Candidate en Princeton University y crítico y comisario independiente, ha seleccionado los 8 proyectos ganadores dotados con 10.000 euros cada uno.

La selección final apunta a artistas muy jóvenes, con poca presencia en los circuitos tradicionales del arte, y deja ver una alta representación de artistas nacidos en Latinoamérica (Chile, Perú, Cuba) con residencia en España.

Como cada edición, hay una amplia variedad de formatos pero aumentan las propuestas audiovisuales, la instalación, lo escultórico, o la mezcla de todos ellos. Entre las temáticas tratadas destacan los proyectos que giran en torno a la identidad (individual y colectiva).

El resultado de esta selección se podrá ver en la exposición Generación 2021 que se inaugurará a principios de febrero en La Casa Encendida.

Los ocho artistas y proyectos que han resultado ganadores son: María Alcaide (Huelva, 1992), Carne de mi carne; Javier Bravo de Rueda (Perú, 1989), Apucllay; Claudia Claremi (España/Cuba, 1986), Amnesia colonial (estupor); Isabel Marcos (Madrid, 1986), Arquitectura Mojada; Nucbeade (Quiela Nuc, Madrid, 1990 y Andrea Beade, A Coruña, 1988) Licencia de amor B y P; Simón Sepúlveda (Chile, 1989), 1989-2019; Lucía Bayón Mendoza (Madrid, 1994), (Tentativo) I, Stubborness; y Helena Vinent (Barcelona, 1988), La prótesis que dirigió al órgano contra sí mismo.

ARTISTAS Y PROYECTOS GANADORES DE GENERACIÓN 2021

  • María Alcaide (Huelva, 1992). Carne de mi carne

    A través de la especulación en torno a la teoría de la joven antropóloga P. Touraille, en la que defiende que un mayor consumo de carne por parte de los hombres con respecto a las mujeres en la prehistoria podría ser uno de los primeros trazos de la configuración del patriarcado, la artista propone una video-instalación en la que abordar de manera irónica los supuestos privilegios de los que disfruta su propio hermano como figura masculina y patriarcal, pero también las supuestas problemáticas a las que se enfrenta como joven en un entorno rural que tiende a la digitalización.

  • Helena Vinent (Barcelona, 1988). La prótesis que dirigió al órgano contra sí mismo

    Este proyecto pone el foco de interés en la construcción indentitaria del cuerpo discapacitado. La artista aborda la idea de la construcción humana y posthumana desde su posicionamiento como persona sorda y su dependencia de instrumentos no biológicos para la comunicación oral, como las prótesis auditivas y los subtítulos. Partiendo de esta premisa propone una instalación con una serie de piezas que se conceptualizan en torno la idea de prótesis, entendidas como instrumentos de modificación del cuerpo que intentan reemplazar una función anatómica o sensorial.

  • Nucbeade (Quiela Nuc, Madrid, 1990 y Andrea Beade, A Coruña, 1988). Licencia de amor B y P

    La instalación Licencia de amor B y P reconstruye una de las habitaciones del centro Nuestra Señora del Pilar, sede del Patronato de Protección a la Mujer ubicada en San Fernando de Henares (Madrid) que permaneció activa entre 1944 y 1985. Las dimensiones, mobiliario y objetos puestos en escena permanecen a día de hoy intactos en las dos últimas plantas de uno de los edificios de este centro pendiente de demolición. Cerrado el acceso al público desde su clausura como institución de encierro, Licencia de amor B y P busca hacer visible este espacio de represión y los relatos de vida no normativos vinculados a él, necesarios ambos para la reconstrucción de una genealogía del deseo lésbico en el contexto español.

  • Isabel Marcos (Madrid, 1986). Arquitectura mojada

    Proyecto audiovisual centrado en la relación entre el agua y la arquitectura. La localización del rodaje será la planta de tratamiento de agua potable De Berenplaat, un complejo arquitectónico brutalista diseñado por Wim Quist, construido en 1958 y situado al sur de Róterdam, Países Bajos. En su libro Bodies of Water, Astrida Neimanis desarrolla un nuevo modo de fenomenología feminista posthumana (hidrofeminismo) que entiende que nuestros cuerpos están globalmente conectados a través del agua. Pero, según la artista, muchos de nosotros, vivimos en cuerpos de hormigón, acero y ladrillo, y nuestro contacto físico con el agua está siempre mediado a través de un grifo. ¿Cómo podemos pensar desde el agua mientras vivimos en la sequedad de la metrópolis?

  • Javier Bravo de Rueda (Perú, 1989). Apucllay

    Serie de piezas que toman como referencia esculturas rituales como la Yunza, árbol decorado en carnavales que simboliza la abundancia, y los castillos pirotécnicos folclóricos utilizados en celebraciones y tradiciones de la cultura andina, como metáfora de la renovación durante el solsticio. Los dibujos que aparecen de la reflexión en torno a estas figuras de la cultura popular diseñan una serie de elevaciones tridimensionales en el plano físico. En él se trazan rutas a seguir, así como encuentros y desencuentros con estos nuevos regímenes estéticos y éticos.

  • Simón Sepúlveda (Chile, 1989). 1989-2019

    1989 y 2019 son de los años más importantes a nivel social, estructural y cultural en la historia reciente de Chile. En 1988 ganó el “No” en el plebiscito sobre la dictadura de Augusto Pinochet y en 1989 se efectuaron las elecciones presidenciales; en el año 2019 a partir del alza de los pasajes del Metro como causa mediata y producto de un lastre de injusticias e inequidades (Chile es el país con mayor índice de desigualdad entre las economías del mundo según la OCDE) comenzó el estallido social. El proyecto 1989-2019 propone una línea del tiempo público/privada (1989 es el año del nacimiento del artista) sobre esta época de transición de Chile y cómo diferentes hitos, personajes populares, familiares y temáticas se entrecruzan en estos treinta años y conforman mi visión e interpretación identitaria del país.

  • Lucía Bayón Mendoza (Madrid, 1994). (Tentativo) I, Stubborness

    Propuesta que consiste una constelación escultórica compuesta por varias piezas, la mayoría realizadas a partir del mismo material: la pulpa vegetal. Papel, algodón, tela vaquera,… a partir de prendas recolectadas y recicladas se proponen dos vías de producción: la intervención de dichas prendas, despuntando y descosiendo patrones y generando fragmentos y nuevas tipologías; y la reducción de los fragmentos desechados a pulpa vegetal con ayuda de la máquina industrial Hollander-un juego de manos/cuchillas gigante, creada en Holanda en el s.XVII para acelerar el proceso de producción de papel-. Con la pulpa resultante, se generan nuevas esculturas a partir de moldes que guarden relación formal con las labores que conllevan el tratamiento de este material, y las prendas en general: recipientes y contenedores donde se lavan los tejidos, se mezcla, recicla, manipula, moldea, se cuelgan y ponen a secar, una y otra vez. El agua es un elemento presente en todos los procesos mencionados, evaporada en los resultados finales.

  • Claudia Claremi (España/Cuba, 1986). Amnesia colonial (estupor)

    Amnesia colonial (estupor). El proyecto consiste en una pieza audiovisual experimental que recoge prácticas culturales que manifiestan el “olvido” contemporáneo hacia el legado colonial, pero en las que a la vez se descubre un orden colonial reactualizado y vivo. Amnesia colonial (estupor) es un ensayo fílmico hipnótico y sensorial, una experiencia estética envolvente que permite al espectador conectarse con sus propios cuestionamientos éticos y políticos, trasladándose a un estado mental, a un tiempo histórico suspendido, a un fenómeno en espiral.

Cargando...