Ir directamente al contenido

Del 01 de julio al 18 de septiembre de 2016

Exposiciones

Inéditos 2016

Sala A, Sala B, Sala C

#Inéditos2016

Nueva edición de Inéditos, convocatoria que fomenta la inserción de los jóvenes comisarios en los circuitos profesionales y facilita la posibilidad de producir su primera exposición y editar un catálogo de la exposición. Los proyectos ganadores son los de: Alberto Berzosa, Carolina Jiménez e Irina Mutt.

La convocatoria de La Casa Encendida Inéditos se ha convertido en un referente a nivel nacional de ayudas a proyectos expositivos de arte actual. Las tres propuestas ganadoras de esta edición de 2016 han sido seleccionados por el jurado formado por Ane Agirre, responsable de Prácticas Contemporáneas en Tabakalera (San Sebastián); Pablo Llorca, crítico de arte, director de cine y comisario independiente, y Martí Manen, comisario independiente. Cada uno de los proyectos nos aproxima a una realidad distinta de la creación contemporánea.

El primero de ellos se titula Madrid Activismos (1968-1982). Comisariado por Alberto Berzosa, ofrece un retrato del movimiento social y político que constituyó la oposición al régimen franquista desde finales de los años sesenta, disputando en Madrid un espacio político, dinámico y heterogéneo, mucho tiempo clandestino, y, más tiempo aún, oculto por los relatos históricos hegemónicos. La muestra está formada por, entre otros, diversos documentos, fotografías, panfletos y carteles que muestran los movimientos sociales de la época.

La segunda de las exposiciones es Viaja y no lo escribas, comisariada por Carolina Jiménez. El título proviene de un cuento apócrifo que Robert Derain atribuye a Rita Malú, según cuenta Enrique Vila-Matas en Bartleby y compañía. Este proyecto invita a dar un paseo por una serie de relatos posibles, lecturas sorprendentes en contra de lógicas convenientes y reúne a artistas cuyos planteamientos profundizan en torno a la idea de la narración como capacidad para intercambiar experiencias, proponiendo relecturas subjetivas de rituales, objetos o historias que están ahí pero pueden o necesitan ser recontados.

Y por último, la muestra Deshaciendo texto, comisariada por Irina Mutt. Se trata de un proyecto que investiga sobre los usos y desvíos del texto en las prácticas artísticas, así como en las posibilidades performativas. Partiendo de las teorías queer planteadas por autoras como Judith Butler en Undoing Gender o por Eve Sedgwick en Paranoid Reading and Reparative Reading, que describen performatividad como proceso con el que definimos –y rompemos– los límites de la identidad, Deshaciendo texto busca estas analogías entre las disidencias sexuales y los usos o lecturas no convencionales del texto como medio. Ambas estrategias –deshacer el género y deshacer el texto– se pueden entender como formas de resistencia personal y política a partir de los signos, invirtiendo o desplazando el orden conceptual hegemónico.

Newsletter

Gestiona tu suscripción

Al pulsar “Recibir” aceptas nuestra Política de privacidad

Cargando...