Ir directamente al contenido
El accidente nuclear de Palomares. Consecuencias: 1966-2016

Literatura

Presentación del libro "El accidente nuclear de Palomares. Consecuencias: 1966-2016"

26 febrero 2016

20.00 h

La Casa Encendida
Ronda de Valencia, 2
Madrid
28012
España

Sala audiovisual

Información
Entrada libre hasta completar aforo

La Casa Encendida os invita a la presentación del libro El accidente nuclear de Palomares. Consecuencias: 1966-2016, de José Herrera Plaza. Intervienen: Francisco Castejón Magaña, responsable 'Campaña Antinuclear' de Ecologistas en Acción, Gonzalo Leal Echevarria, responsable de planificar las dos fosas para enterrar el material contaminado, Juan Grima Cervantes, editor, y el autor.

En enero de 1966 colisionaron en la zona de Palomares (Almería) un avión cisterna y un bombardero B-52 cuando repostaban en el aire. El B-52 dejó caer su carga de cuatro bombas termonucleares. Dos explosionaron parte de su carga convencional, diseminando en más de 266 hectáreas entre 8 y 9 kg de combustible nuclear muy radiactivo.

A pesar de los intentos minimizadores de los Gobiernos español y norteamericano, el accidente nuclear de Palomares ha sido a nivel global el más importante hasta Chernóbil (1986). En contradicción a su significación, es uno de los sucesos más oscuros y desconocidos del franquismo y de nuestra memoria histórica reciente, plagado de falsos mitos y leyendas. Una historia inconclusa y deliberadamente oculta, de aireada banalidad e ignorada relevancia.

Computado el gran despliegue de medios humanos y materiales de la USAF en los primeros meses, fácil hubiese resultado una óptima limpieza de la zona para así evitar futuros quebrantos. Pero otras eran las actitudes y otros los objetivos. Interesaba olvidar pronto la contaminación radiactiva. Muchos miles de millones de dólares andaban en juego con el turismo y las primeras centrales nucleares. Prioritario también dejar las condiciones para un laboratorio vivo en un medio rural donde coexistían cultivos agrícolas, flora silvestre, seres humanos y ganado. Por eso se asumieron riesgos ajenos para los vecinos por políticos y militares de EE.UU. y España, que han condicionado y condicionan el devenir de la zona y sus pobladores.

¡No te pierdas nada! Recibe nuestra

Newsletter

* Con esta acción aparecerá premarcada en el formulario la opción para recibir la newsletter

Cargando...