Ir directamente al contenido

Reabrimos mañana

Reabrimos mañana

El 1 de julio habrán pasado 3 meses dos semanas y tres días desde que nos vimos obligados a cerrar las puertas de La Casa Encendida. Por primera vez en nuestros casi 20 años de historia apagamos nuestras luces para responder a la situación de emergencia. Un apagón sincrónico y universal que nos obligó a suspender muchas actividades y de pronto nos separó de quienes habitáis día a día La Casa Encendida.

Pero también desde ese primer momento tomamos la decisión de mantener, dentro de lo posible y desde la distancia impuesta, La Casa Encendida funcionando. Creímos que no era el momento de desconectar y dar la espalda a nuestra comunidad más próxima, un organismo vivo con infinidad de vasos comunicantes que necesitaba una casa más encendida que nunca.

Encendida para responder a necesidades urgentes y apoyar a un sector especialmente afectado por la pandemia: el cultural.

Encendida para seguir velando por un futuro accesible y sostenible y seguir transmitiendo mensajes de compromiso, activismo y análisis de la actualidad con los que poder dar voz a aquellos que estaban quedando ocultos bajo el nuevo tsunami informativo.

Encendida para propiciar el pensamiento crítico, promover la educación y provocar los cambios sociales más que responder a ellos, para seguir concienciando y proteger a los más vulnerables

Encendida para seguir experimentando con lo creativo, la imaginación y la utopía, a través de nuevos formatos y plataformas, facilitando un espacio seguro para los artistas donde el proceso es tan importante como el resultado y la incertidumbre parte de la experiencia.

Así ha nacido La Casa On, la plataforma digital de La Casa Encendida, un proyecto que iniciamos a raíz de la pandemia y que hoy se ha convertido en una línea de trabajo paralela con las que queremos ampliar las funciones y cobertura de la institución, y que será probablemente una parte importante de nuestra estrategia de programación futura.

Durante este tiempo hemos escuchado, reflexionado y aprendido, y todos como sociedad nos hemos hecho muchas preguntas y seguimos buscando respuestas. Sólo si logramos extraer un aprendizaje y pensar a futuro, le daremos sentido a la crisis que vivimos. Solo si compartimos nuestras inquietudes y hacemos coincidir nuestros anhelos, solo si nos hacemos las preguntas correctas y nos las hacemos juntos, solo entonces encontraremos las respuestas adecuadas.

En esta búsqueda conjunta necesitamos que nos ayudes a entender de qué manera La Casa Encendida puede ser más útil para el conjunto de la sociedad y para ti como individuo. Nos preguntamos cuál es nuestro papel como espacio social y cultural, qué podemos y debemos aportar, como ser útiles, como seguir trabajando con el objetivo de transformar nuestra sociedad, cómo estimular la conciencia crítica a todos los niveles. Como parte de ello hemos preparado una serie de preguntas que no te llevará responder más de cinco minutos. Gracias desde ya por tu tiempo y sugerencias. Y también en esa línea hemos preparado una serie de encuentros con espacios culturales y sociales de toda Europa para abordar un ‘Decálogo para la nueva institución aún por venir’, que compartiremos en las próximas semanas.

El 1 de julio próximo La Casa Encendida vuelve a abrir sus puertas y estamos deseando verte, empezar juntos esta nueva etapa y continuar la conversación, garantizando las máximas condiciones de seguridad.

Te invitamos a explorar nuestro programa en este verano que será, como lo son todos los veranos, diferente. Un programa híbrido on y offline, con las salas abiertas de nuevo y las exposiciones de El Despertar de Alvaro Urbano y de Dokoupil: La rebelión contra el conceptualismo o con la Biblioteca abierta de nuevo al público. Con La Terraza Magnética convertida prácticamente en un portal dimensional desde el que podrás acceder, en tu casa, en las calles de Madrid o en tu parque favorito desde cualquier lugar del mundo a actuaciones y artistas de Sidney, Londres, Nueva York o por supuesto locales. También con campamentos de verano infantiles y juveniles, con ciclos de cine, conferencias y cursos. Casi todo ello, como es habitual, abierto y gratuito.

Cuando tocó cerrar La Casa Encendida, allá por marzo, te pedimos en un mensaje que no dejaras de “cuidarte y cuidar, informarte e informar”. Es una de las pocas certezas y recomendaciones que te seguimos ofreciendo en esta nueva normalidad en la que seguiremos dedicándonos a algo muy básico pero esencial: unir a las personas para entre todas encontrar nuevos y estimulantes caminos.

Nos vemos pronto,

El equipo de La Casa Encendida

Cargando...