Ir directamente al contenido

Del 22 junio al 16 septiembre

Exposiciones

Gus Van Sant

Sala D, Sala E

La Casa Encendida presenta la exposición Gus Van Sant, la primera retrospectiva en España dedicada a las películas y creaciones artísticas del cineasta estadounidense, icono del cine independiente. Un verdadero viaje multidisciplinario que se divide en distintas secciones y ofrece un recorrido por la fuerza creativa y el particular universo de Gus Van Sant.

La Casa Encendida acoge la exposición Gus Van Sant comisariada por Matthieu Orléan y producida por la Cinémathèque Française, el Museo Nazionale del Cinema (Turín), el Musée de l’Elysée (Lausanne) y la Cinémathèque suisse. Una muestra retrospectiva formada por películas, obras plásticas (fotografías, dibujos y música inéditos en España) y distintas colaboraciones artísticas (William Burroughs, William Eggleston, Bruce Weber, David Bowie) que nos sumergen en el universo de este director de culto, emblema del cine anticonformista y radical.

El cine de Gus Van Sant (Louisville, Kentucky, 1952) es una muestra de la historia americana posmoderna (pospop, post Nuevo Hollywood, posmilitante). Sus películas provocan asombro y sus complejas estructuras narrativas (en forma de mosaicos o de collages), igual que sus cambios de tonalidad, producen un cine disonante donde la melancolía y el humor nunca son concebidos como opuestos.

Este cineasta de múltiples caras es el director de una rica filmografía de obras heterogéneas de una extrema diversidad. Como si, película tras película, Van Sant reinventara todo su cine. Por ello nos preguntamos si es el mismo director el que ha filmado los tiempos de la masacre de Elephant o contado la vida del militante gay Harvey Milk. Si es el mismo quien ha filmado la juventud con seriedad (Elephant, Paranoid Park) y los padres de la beat generation como unos enfants terribles.

La muestra no solo trata de aproximarse a la figura del cineasta a través de su filmografía, en la que se incluyen sus filmaciones más experimentales en las que evoca a su ciudad de adopción Portland y en las que ya muestra algunas de las principales influencias que moldearon su estética entre otros, la generación beat y el escritor estadounidense William S. Burroughs, sino también mediante una extensa selección de sus fotografías Polaroids tomadas durante las sesiones de casting de sus primeras películas (cientos de actores, escritores y personas anónimas posaron para su cámara). Incluso después de haber abandonado su Polaroid a finales de la década de 1990, el realizador siguió haciendo fotografías, especialmente para revistas de moda y diferentes bandas de rock. Ya que la música, bien compuesta por él mismo o por bandas como Red Hot Chili Peppers o el músico David Bowie, es parte importante de su universo.

Sus escritos poéticos han sido también la fuente de inspiración de dos cortometrajes realizados por Van Sant, como The Discipline of DE en 1977. Algunos años más tarde, el cineasta repetirá este ejercicio con Ballad of the Skeletons, filme-collage dentro de la tradición del videoarte.

La filmografía de Van Sant presenta algunos filmes experimentales (cuyo culmen es Mala Noche) autoproducido en sus comienzos y, más tarde, la Tetralogía de la muerte (Gerry, Elephant, Last Days, Paranoid Park), serie de experiencias formales radicales.

Paralelamente a esta exposición, durante el mes de junio, la Filmoteca Española Cine Doré de Madrid desarrollará un programa dedicado a toda la filmografía de Gus Van Sant (consultar programa de Cine Doré).

Cargando...